El lado oscuro del Marketing y la Publicidad?

Desde hace unos días y a partir de la lectura de un artículo publicado sobre “Las Marcas y el Mercado Joven”, estaba con muchas ganas de escribir algunas reflexiones al respecto, fundamentalmente por no estar de acuerdo con todo lo escrito, pese a que se mencione a destacados colegas y profesionales.

Si bien comparto la idea que una marca trasciende la frontera de lo material, no hay que confundirse. Si alguien cree que por usar determinado desodorante, va a caer del cielo un ángel rubio y otro morocho… que decir, este es un mundo libre. Hay mucha gente que se limita a usar el desodorante que le resulta más efectivo, más allá de la marca.

También hay mucha gente que busca ropa que no tenga un logo y no considera que el significado de “marca” sea necesariamente un signo de calidad.

Me parece poco positivo que se escriba que el marketing apunta a segmentos que son más influenciables y que la publicidad explota la sensación que tiene el ser humano de soledad y desprotección. La lista de empresas que terminaron en juicios o pagando abultadas multas por publicidad engañosa, etiquetas que no cumplen los requisitos legales de hacer figurar las consecuencias por el consumo de determinados productos o sus elementos componentes, es muy extensa y vergonzosa.

Respecto a lo escrito sobre el mercado infantil, recomiendo leer el libro Born To Buy escrito por Juliet B. Schor, donde entre otras cosas, se mencionan casos en los que se escanea el cerebro de chicos para ver las zonas con actividad ante ciertos estímulos.

No voy a entrar en una cuestión de ética, pero, este es el marketing y la publicidad que queremos?

Carteles publicitarios que reconocen a la gente

Vienen con un software especial que identifica sexo, etnia y edad de los transeúntes. Con esos datos, les ofrece avisos de productos a medida. Ya los están probando en centros comerciales del Japón.

En Japón, una profecía de ciencia ficción se hace realidad: están siendo probados los primeros carteles digitales a la medida de los compradores que pasan.

En el filme de ciencia ficción Minority Report de Steven Spilberg, un comercial interactivo le grita al personaje de Tom Cruise, “John Anderton, ¡lo que necesitas es una Guinness!” – después de identificarlo monitoreándole el iris. En Japón, esta profecía de ciencia ficción se está haciendo realidad: se están probando en centros comerciales los primeros carteles digitales hechos a medida de los compradores.

Producida por el gigante de la electrónica NEC, la señalización comercial utilizasoftware de reconocimiento facial y puede identificar el sexo del comprador o la compradora (con un 85-90% de exactitud), la etnia y la edad aproximada. Con atractivos obvios para los comerciantes, luego pueden dirigirse a los potenciales clientes con avisos de los productos apropiados – perfumes para las mujeres, por ejemplo.

Por ahora quedan reservados para el futuro los avisos individuales específicoscomo el de Minority Report, pero sí existe el potencial de que el software mida la distancia entre rasgos – un aspecto distintivo de nuestro rostro que no cambia con disfraces ni con la cirugía siquiera – y luego encontrar un equivalente en una base de datos en menos de un segundo. Los paneles de avisos hasta ahora han generado poca preocupación en Japón, donde es menor la sensibilidad a que las grandes empresas controlen a los ciudadanos; de todos modos, NEC proyecta ahora presentarlos en el exterior, y es posible que los consumidores occidentales sean más resistentes.

“No esperamos que el cartel nos mire, pero eso es exactamente lo que está pasando ahora”, dice Marc Rotenberg, director del Centro de Información sobre Privacidad en Electrónica (EPIC), un centro de investigación con sede en Washington que se ocupa de proteger la intimidad. “Cada vez las empresas están más impacientes por llegar a nosotros, y en cuanto estas prácticas se vuelvan comunes será difícil revertirlas”.

Pero NEC insiste en que no hay nada que temer: “Como nuestro sistema no almacena imágenes – sólo almacena los resultados analizados (edad y sexo de la persona) en base a esas imágenes – consideramos que no hay un problema de privacidad”.

Además de avisos en 3-D al estilo Blade Runner, Tokio ahora también tiene una máquina expendedora equipada con cámara que sugiere bebidas a los consumidores según su edad y género. También son tenidas en cuenta las condiciones meteorológicas y la temperatura.

 

The Guardian y Clarín. Por Michael Fitzpatrick

 

Mobile Marketing

En el quinto año de su Casting Call Campaign, Gap ha creado una aplicación para iPhone para facilitar a los padres que inscriban a sus hijos de entre 0 y 10 años al concurso de modelos.

Ya no habrá excusa para aquellos padres demasiado perezosos para fotografiar a sus hijos y subir las fotos a la página web de Gap. Ahora sólo con un iPhone es posible inscribir a los niños al concurso de forma mucho más sencilla.

El plazo de inscripción termina el 24 de octubre, y las inscripciones se pueden realizar a través de la aplicación. Después de registrarse, hay que rellenar un pequeño formulario con los datos del niño aspirante a modelo, y añadir una foto, bien hecha con el iPhone o bien de las guardadas en el catálogo de imágenes del móvil, que no puede tener más de tres meses de antigüedad.

Una vez registrado, los padres tendrán que pedir a todos sus amigos y conocidos que se descarguen la aplicación y empiecen a votar por su hijo. El que más votos reciba ganará una tarjeta regalo de Gap por el valor de 1.000 dólares, pero no participará en la sesión de fotos, según ha publicado Mashable.

Un jurado seleccionará 20 finalistas para que realicen una sesión fotográfica profesional en San Francisco en el mes de noviembre y los ganadores serán elegidos en diciembre. Los cuatro modelos escogidos aparecerán en los anuncios debabyGap y GapKids expuestos en los escaparates de las tiendas y en otros materiales promocionales.

Esta aplicacion para iphone es una estrategia genial a la hora de aumentar de forma considerable el numero de solicitudes, que el año pasado fueron mas de un millon. Ademas, Gap a desarrollado una fuerte estrategia digital y movil atraves de plataformas como Foursquare,LooptGroupon en las que ofrecía descuentos a los usuarios.

Fuente Infobrand

Publicidad

Cuando vi el aviso “Soldaditos”, que una agencia de Buenos Aires hizo para Unilever, (producto Cif Antibacterial Gatillo), inmediatamente me pregunté si los creativos de la agencia no habían visto nunca ninguna de las películas Toy Story. Con el estreno de Toy Story 3, se pueden ver los personajes de las películas por todos lados, ¿quien no recuerda las misiones encomendadas a los soldaditos en Toy Story 1 y 2?
Lo sorprendente, es que los directivos de Unilever tampoco vieron ninguna de las películas y pagan honorarios por avisos que tienen similitud a cosas ya existentes. En otras palabras, falta de creatividad.
Si la idea del aviso les parece buena, ¿no hubiesen elegido otro juguete?

Carrefour