Canastos

Hay mucho análisis sobre como debe ser el layout de una tienda, como organizar los productos en las góndolas, donde ubicar los canastos, más una larga lista de detalles, con un objetivo claro de facilitar la compra y en consecuencia aumentar las ventas.
Incluso Paco Underhill, en su libro “Whay we buy, the science of shopping”, recomienda entrenar a los empleados para que ofrezcan un canasto a cada persona que tiene más de 3 ítems en la mano.
Recorriendo diferentes supermercados de Buenos Aires, encuentro que en la mayoría de los casos, los mismos se caracterizan por la falta de higiene.
He visto gente tratando de seleccionar un canasto de la pila, con el fin de encontrar el menos sucio.
Veo a los empleados esforzarse para que los canastos que han sido liberados en las cajas, lleguen a la entrada de las tiendas para ser utilizados nuevamente. Sin embargo, el tema planteado sigue quedando pendiente. ¿En todo el circuito, está incluido la higiene a fondo de estos elementos? De no ser así, me recuerda a las cadenas de fast food, donde uno observa en muchos casos que los empleados limpian las bandejas, pero muy por encima, quedando sucias igual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s